Wednesday, September 24, 2008

Esperanza

Javier Treviño Cantú
El Norte
24 de septiembre de 2008

En el México actual, manifestar cualquier clase de optimismo parece ser una costumbre en peligro de extinción. La realidad cotidiana -y la percepción que tenemos de ella a través de los medios de comunicación- sin duda nos ofrece muchas razones para creer que los pesimistas, en efecto, son optimistas medianamente bien informados.

A pesar de todos los retos que enfrentamos, no podemos perder la esperanza en el futuro de nuestra nación. La riqueza natural que todavía encierra México; el grado de desarrollo económico e institucional que hemos alcanzado; el peso específico dentro del sistema internacional que nos dan nuestra historia y nuestra ubicación geoestratégica, y, sobre todo, la calidad humana de los millones de mexicanos que se esfuerzan todos los días para superarse, nos dan elementos para matizar la visión pesimista que amenaza con afianzarse entre nosotros ante cada nueva noticia trágica.

Sin ir más lejos, en las mismas páginas de EL NORTE podemos encontrar numerosas historias alentadoras. Durante las últimas semanas, al leer este diario es posible comprobar avances en áreas fundamentales para el desarrollo de nuestro Estado y, por lo tanto, de nuestro País. Ya sea en el terreno educativo, de la investigación académica, la participación ciudadana o el éxito de jóvenes emprendedores, es posible descubrir razones para creer en nuestra capacidad de salir adelante. Tan sólo veamos uno cuantos ejemplos.

A finales de agosto se dieron a conocer los resultados de Enlace. Como ocurre en la mayor parte del País, en Nuevo León las instituciones privadas obtuvieron las mejores calificaciones. Sin embargo, como se resaltó en este diario, varias escuelas públicas lograron destacar: la secundaria Profr. Jesús M. Campos, de Cadereyta, obtuvo el primer lugar; la Profr. Emilio Rodríguez Cortés, también de Cadereyta, ocupó el tercer sitio; y la Guelatao, de Santa Catarina, quedó en séptimo lugar. Más importante aún: de las 10 secundarias que registraron un mayor avance con respecto a la puntuación obtenida en el 2007, ocho son públicas.

La voluntad de apoyar a estudiantes de bajos recursos también ha sido reseñada por este diario. A principios de mes, informó que la asociación Dividendo de Generosidad entregó becas a 150 estudiantes, desde primaria hasta profesional, de Fomerrey, Topo Chico y Tierra y Libertad, con la condición de mantener un promedio académico por arriba de 9. Unos días después, EL NORTE narró la historia de Elio Leonardo Aguilar, un estudiante de Ciénega de González que, gracias a su dedicación, obtuvo ayuda para estudiar inglés en el Camber College de Canadá.

La importancia de reconocer a estudiantes de excelencia ha sido debidamente subrayada por EL NORTE. Registró el homenaje que hizo la UANL a Mariana Sánchez Villarreal, por haber obtenido la medalla de plata en la 19 Olimpiada Internacional de Biología, celebrada en la India, y difundió que a los 38 niños regios que ganaron en la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2008, la Secretaría de Educación estatal y la Fundación BBVA-Bancomer les otorgaron una beca mensual de mil pesos durante sus tres años de secundaria, así como una laptop a cada uno.

En estas semanas, EL NORTE también ha dado cuenta de los esfuerzos que realizan las universidades de nuestro Estado para mejorar su calidad. En el 39 aniversario de la UDEM, reseñó el nuevo énfasis que la universidad busca darle a sus tareas de investigación. Informó sobre la participación de la UANL en una red de universidades latinoamericanas y nórdicas, enfocada en temas de desarrollo sustentable. En el 65 aniversario del Tec, resaltó su labor para evaluar a los alumnos con exámenes estandarizados a nivel internacional, y luego difundió el acuerdo establecido con Microsoft que, entre otras cosas, ayudará a capacitar profesores de educación básica en el uso de nuevas plataformas tecnológicas.

Por otra parte, este diario ha registrado una creciente participación ciudadana que fortalece la cohesión de nuestra sociedad. Las actividades en Marco para promover la lectura entre los niños; la presentación del álbum con 16 piezas musicales de compositores de Nuevo León; el espectáculo multimedia para celebrar el centenario del Palacio de Gobierno; la presencia masiva de jóvenes en la marcha contra la inseguridad, y el trabajo que realizan organizaciones sociales en favor de niños con capacidades diferentes o las personas de la tercera edad son muestras del sentido renovado de comunidad que pueden impulsar los medios de comunicación.

Por último, EL NORTE también ha presentado historias de éxito de emprendedores, que pueden inspirar a muchos otros más. Un caso es el de Arturo García Rodríguez, que logró publicar su libro, "El Ocaso del Cristianismo", en la editorial electrónica Create Spaces, parte de la famosa compañía de ventas por internet Amazon. Otro es el de César Cantú y Gilberto Caballero, quienes en una década lograron convertir a su compañía de pirotecnia para espectáculos y eventos en la número uno del País, gracias al uso de las computadoras y las nuevas tecnologías.

Con estos ejemplos de logros, y con una cobertura periodística que le dedica atención a temas relevantes para nuestro avance, ¿se puede perder la fe en México?

5 comments:

Anonymous said...

¿Y por qué perdió la fe el dueño de El Norte?

Lourdes said...
This comment has been removed by the author.
Lourdes said...

Algunas universidades mexicanas no le piden nada a las universidades europeas. Con mucho gusto vi la semana pasada que el colegio de negocios de donde egrese de mis estudios de maestria (Dinamarca) ofrecen un programa de doble diploma en coordinacion con el ITESM. La verdad me alegro mucho ver como la cooperacion educativa internacional en nuestro pais ha incrementado.

La fe en Mexico creo que la queremos tener todos en el corazon pero desgraciadamente con tener fe no basta, la gente en Mexico tiene que decir hasta aqui en algunas cosas y cooperar para el logro de mas historias prometedoras como las que Usted menciono Lic. Treviño. Lo que debe de desaparecer es la apatia, no la fe, totalmente de acuerdo.

Buen fin de semana!
saludos,
Lourdes

p.d. Disculpe que escribo sin acentos.

Javier Trevino said...

Muchas gracias por tu comentario, Lourdes. Estoy de acuerdo con tu punto de vista. Te envío un cordial saludo. Javier

Free Music said...

very lovely child