Friday, March 27, 2015

Numeralia - Avances de la Reforma Educativa (marzo de 2015)

La Reforma Educativa está en la etapa de su materialización. En diciembre de 2012 se expidieron las reformas constitucionales; en septiembre de 2013, las leyes secundarias; y al año siguiente, se armonizaron las leyes locales. De todos estos cambios se deriva la creación de tres sistemas fundamentales: el Sistema Nacional de Evaluación, el Servicio Profesional Docente y el Sistema de Información y Gestión Educativa.

Censo de escuelas, maestros y alumnos de educación básica y especial

SEP e INEGI convinieron levantar un Censo de escuelas, maestros y alumnos de educación básica y especial, a través de los cuales se identificaron las carencias, los retos y los problemas de casi 240 mil escuelas, 24 millones de alumnos y 1.8 millones de trabajadores de la educación.

Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE)

Una importante acción derivada de este censo, es la operación del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), que mejorará el destino y la transparencia de los 307 mil millones de pesos que anualmente se destinan al rubro de servicios personales.

Es igualmente muy importante el establecimiento, a partir de 2014, de la negociación salarial única entre la SEP y el SNTE.

Servicio Profesional Docente

Con base en el marco normativo del Servicio Profesional Docente, en 2014, por primera vez en nuestra historia, concursaron 181,527 personas para el ingreso a la docencia en los niveles de educación básica y media superior; así como 1,546 personas para ejercer cargos de director.

De las 146,890 personas que realizaron concursos de oposición para ocupar alguna plaza en educación básica, 58,120 (40% del total) obtuvieron el perfil idóneo. En el caso de educación
media superior, de las 34,637 personas que participaron en los concursos, 11,377 (32.9%), reportaron un perfil idóneo.

Por su parte, de las 1,546 personas que concursaron para ocupar una plaza de director, 448 calificaron con un perfil idóneo.

Para potenciar el desarrollo personal de los profesores y directivos, se impulsan diversas opciones de actualización y avance profesional y cultural. Con este objetivo inició, en educación básica, el Programa para el Desarrollo Profesional Docente, que brinda asesoría y seguimiento.

Por su parte, en Media Superior se puso en marcha el curso Formación Docente Alineada al Marco Curricular Común, que cubrió a más de la mitad de maestros en instituciones públicas.

Revisión del modelo educativo

La transformación educativa cambió estructuras y prosigue con la revisión del modelo educativo. Con este propósito, se realizaron 18 foros regionales y 3 nacionales, recibiéndose 15 mil propuestas para la reforma del modelo. Este proceso contó con un consejo asesor de reconocidos especialistas, quienes han emitido recomendaciones derivadas del análisis de las propuestas.

Infraestructura, equipamiento y apoyos a las escuelas

Con el propósito de mejorar los espacios educativos, el Programa de Escuelas Dignas en los dos años precedentes ha beneficiado a casi 11 mil centros de enseñanza, con un presupuesto de 8 mil millones de pesos.

El Programa de la Reforma Educativa inició operaciones en el ciclo escolar 2014-2015, con un presupuesto de más de 7 mil 500 millones de pesos, para poner directamente en manos de los directores y padres de familia el manejo de los recursos que fortalezcan la autogestión escolar, atendiendo a 20 mil planteles.

Con las Escuelas de Tiempo Completo no sólo se busca el mejor aprovechamiento del tiempo en el plantel, sino mejorar la alimentación de los niños. De las más de 6 mil escuelas de este tipo con las que comenzó la administración, llegamos ahora a 23 mil, es decir, 3.5 veces más. La mitad de nuestras Escuelas de Tiempo Completo ofrecen alimentación gratuita.

Inclusión digital

Con el propósito de seguir mejorando las condiciones de aprendizaje de los alumnos de nivel básico, así como de reducir la brecha digital entre familias y comunidades del país con mayores carencias, se entregaron, en 2013, 240 mil equipos de cómputo portátiles para alumnos de quinto y sexto de primaria en Colima, Sonora y Tabasco, y en el ciclo actual, 709 mil tabletas para alumnos del mismo grado en las 3 entidades mencionadas, más el Estado de México, Puebla y el Distrito Federal.

En agosto de 2015 el número de entidades apoyadas con el programa de Inclusión Digital aumentará a 15, con nueve estados más.

También se han asignado 3 mil dispositivos electrónicos periféricos para alumnos con capacidades diferentes.

Con el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de la Comisión Federal de Electricidad, se han conectado a internet 23 mil sitios educativos y se han electrificado 3 mil escuelas de nivel básico del servicio regular y casi 2 mil más centros educativos del CONAFE.

Equidad e inclusión educativa

En 2014 se entregaron más de 6 millones de paquetes de útiles a estudiantes con severas carencias.

En los servicios de educación indígena en el ciclo 2014-2015 se atiende a más de un millón doscientos mil alumnos.

Al inicio de este ciclo escolar se entregaron 8 y medio millones de libros de texto gratuitos y materiales de nueva generación. El catálogo de libros se integra por 400 títulos en 68 variantes lingüísticas.

Con la Campaña Nacional de Alfabetización y el Abatimiento del Rezago Educativo, 393 mil personas concluyeron la primaria, 931 mil la secundaria. De esta manera el índice de rezago educativo en materia de alfabetización bajó en 302 mil analfabetas

Se ha diseñado una Política Educativa Nacional para contar con el establecimiento de planteles libres de violencia y acoso, con acciones tales como la consolidación de la formación cívica y ética y el Proyecto para la Convivencia Escolar (PACE).

Con la participación de los padres de familia, que ahora son legalmente reconocidos como agentes educativos, se ha instalado el Consejo Nacional de Participación Social y los respectivos en estados y planteles. Están en operación 200 mil consejos escolares.

La producción de libros de texto gratuitos y materiales educativos supera los 235 millones de unidades.

El Sistema de Selección de Libros de Secundaria, ha permitido a maestros y autoridades educativas en cada entidad, elegir títulos en código Braille y en formato macrotipo.

Educación media superior

En los últimos dos años el Gobierno de la República ha invertido alrededor de 3 mil 200 millones de pesos para aumentar la matrícula en alrededor de 875 bachilleratos.

La matrícula de educación media superior aumentó en más de medio millón de estudiantes en los dos últimos años, alcanzando el umbral de los 5 millones de estudiantes, 5.1 por ciento más que desde el inicio de la actual administración.

En 2015 se destinarán 2 mil millones de pesos del presupuesto federal para seguir adelante con el programa de infraestructura en este nivel educativo, y avanzar hacia la consecución de la meta de 80 por ciento de cobertura en el año 2018.

La educación abierta ha permitido la ampliación de la matrícula, a través del telebachillerato comunitario y de la Preparatoria en Línea, llegando casi 5 millones de estudiantes.

Para evitar que el lugar de residencia limite el acceso a la educación, se estableció el telebachillerato comunitario, que lleva servicios educativos a localidades que, en un radio de cinco kilómetros a la redonda, carecen de centros formativos.

En el ciclo escolar 2013-14, en coordinación con los gobiernos de las entidades federativas, se puso en marcha un programa piloto con 253 telebachilleratos. Actualmente operan mil 743 telebachilleratos.

Las capacidades físicas tampoco son ni deben ser una característica que limite el acceso a la formación. Por este motivo, se ha puesto en marcha el Bachillerato no Escolarizado para estudiantes con discapacidad en la modalidad abierta.

En la preparatoria se necesitan las condiciones propicias para que los alumnos permanezcan en la escuela y su trayectoria académica no se trunque. Con los programas Yo no abandono y Construye T se atienden las inquietudes particulares de los alumnos, mediante un vínculo estrecho entre ellos, los maestros, directivos y los padres de familia. Para hacer efectivas estas iniciativas, se ha capacitado a la fecha a 11 mil profesores.

Para aliviar la desvinculación entre las escuelas y el campo laboral se desarrolló y se impulsa el Modelo Mexicano de Formación Dual, en el cual los alumnos adquieren habilidades profesionales en prácticas laborales.

Educación superior

La Universidad Abierta y a Distancia, con el uso intensivo de tecnologías digitales y de la información, se ha constituido en una invaluable opción para la población que no puede asistir a sistemas tradicionales acceda a la educación de nivel superior.  Hoy hay en este sistema 17 licenciaturas, 18 programas de técnico superior universitario y dos nuevos posgrados.

Se han creado 29 nuevas instituciones de educación superior, incluyendo universidades politécnicas y tecnológicas, con un modelo educativo orientado a los contenidos prácticos y a la vinculación con el mercado laboral. Se estableció el Instituto Tecnológico de México.

En dos años se registran avances en la ampliación de la cobertura de educación superior, pasando de 3.3 a 3.7 millones de estudiantes.

Sistema Nacional de Evaluación

El SNE surge de la experiencia y convicción de que sólo a partir de conocer y reconocer nuestros aciertos y carencias, será posible dirigir los esfuerzos a áreas específicas, de ahí que resulte fundamental promover una cultura de la evaluación.

En sustitución de las pruebas ENLACE y EXCALE, las cuales se habían distorsionado, a partir de este año está en marcha el Plan Nacional para las Evaluaciones de los Aprendizajes (PLANEA) diseñado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, cuyos instrumentos se aplicarán a los estudiantes de tercero de preescolar, sexto de primaria, tercero de secundaria y el último grado de educación media superior.

Sunday, March 22, 2015

Homenaje a Luis Donaldo Colosio - Discurso de Javier Treviño


HOMENAJE A LUIS DONALDO COLOSIO

Discurso de Javier Treviño Cantú en la Fundación Colosio

México D.F., 22 de marzo de 2015





Buenos días a todos.

Siempre es un gusto ver reunidos a tantos amigos, en un día tan significativo.
Antes que nada, quiero agradecer a César Cámacho su invitación para compartir con ustedes unas breves reflexiones sobre Luis Donaldo Colosio, en este homenaje a su memoria y el legado que nos dejó.

Para mí es algo muy especial. Por ello, quiero agradecerle de nuevo al Presidente de nuestro partido y a nuestra Secretaria General que me hayan considerado; y también quiero agradecer a Adrián Gallardo y felicitarlo por el gran trabajo que está haciendo.

Yo conocí a Colosio en 1988, cuando él era oficial mayor del PRI, coordinador de la campaña presidencial y candidato a senador por Sonora.

Desde esa primera vez, me impresionó mucho su energía inagotable, su dinamismo; su visión estratégica, su capacidad para lo que hoy llamaríamos “multi-tasking”: ¡podía estar en 20 cosas a la vez y nunca perdía el hilo de un solo asunto!

Luego tuve la oportunidad de apoyarlo, cuando yo era Ministro de Información y Vocero de la Embajada de México en los Estados Unidos, y Colosió hizo dos viajes de trabajo a Nueva York y Washington, primero como Senador y luego ya como Secretario de Desarrollo Social.

Sus visitas fueron todo un éxito, porque le organizamos un programa muy completo y, más que nada, porque, como siempre, iba bien preparado.

Poco después me llamó para invitarme a formar parte de su equipo.

Cuando hablé con mi jefe —Gustavo Petricioli, uno de los mejores embajadores que hemos tenido en Washington—, me dijo con su invariable generosidad que por supuesto tenía luz verde para irme a trabajar con él, por la sencilla razón de que, para Petricioli, Colosio sería el próximo presidente de México.

Así que, hice maletas, regresé y me incorporé como Asesor del Secretario en SEDESOL.

Recuerdo una de las conversaciones que tuvimos poco después, cuando volábamos de regreso de una gira a Campeche, y acabamos platicando sobre los conceptos de virtud y fortuna de Maquiavelo.

Para el florentino, la fortuna era el azar en la vida, la casualidad, lo que está fuera del alcance de la lógica, y la virtud era su contraparte.

Maquiavelo escribió que si el príncipe posee virtud, nunca será una simple víctima de los golpes de fortuna. En ese sentido, para el éxito la fortuna no necesita de la virtud, pero sí la virtud de fortuna.

Durante su carrera, Luis Donaldo Colosio fue un político que siempre tuvo tanto virtud como fortuna, hasta que todo acabó trágicamente aquel fatídico 23 de marzo de 1994.

Más tarde, con la llegada de la alternancia en el 2000, durante doce larguísimos años de parálisis política, lamentablemente perdimos el rumbo que Colosio vislumbraba para México.

Hoy, apenas lo estamos retomando gracias a las reformas históricas que propuso el presidente Enrique Peña Nieto y que aprobamos en el Congreso de la Unión.

El reto de nuestro tiempo es la eficaz puesta en marcha de todas esas reformas, y en eso estamos. Afortunadamente, avanzamos de nuevo.

Colosio lo tenía muy claro hace 21 años.

Era un líder realmente transformador, y expresó con toda puntualidad su visión en el ya famoso discurso del domingo 6 de marzo de 1994.

Quería una nueva relación entre el ciudadano y el Estado; quería una reforma del poder, para avanzar hacia un sistema de mayores equilibrios, fiel a su origen republicano y a su vocación democrática.

Su visión era la de un crecimiento con estabilidad, basado en finanzas nacionales sanas y buenas finanzas familiares; en una mayor equidad, con más empleos mejor pagados, un combate decidido a la pobreza y la desigualdad, y una gran reforma para el campo.

Colosio estaba convencido que era la hora de las regiones de México, para aprovechar mejor los recursos, la capacidad y el talento de cada una de las comunidades del país, de cada ciudad, de cada estado.

Proponía una educación de calidad para la competencia global, y veía en esta tarea nuestra batalla más trascendente de cara al futuro.

Luis Donaldo ofrecía un cambio con rumbo seguro, para garantizar paz y tranquilidad a nuestros hijos; y él mismo encarnaba el ideal de superación basado en el talento y el esfuerzo constante.

Siempre me he sentido orgulloso de haber trabajado cerca de Colosio.
Gabriel García Márquez escribió que “la vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y como la recuerda para contarla”, así que quiero compartirles algunos recuerdos que creo que reflejan la personalidad de Luis Donaldo y su extraordinario liderazgo.

De entrada, Colosio era uno de esos políticos a los que no hay que explicarles las cosas, sino todo lo contrario: él siempre tenía más claro que nadie cuál era el mensaje que había que mandar; cuál era el objetivo de cada reunión que tenía; y en qué radicaba el éxito real. Siempre construía la historia del futuro.

Por supuesto, todos los que lo conocimos sabemos que no era nada fácil trabajar con él.

Era impaciente, regañón y obsesivamente disciplinado, porque —como lo señaló José Ortega y Gasset en su magnífico texto sobre Mirabeau o el político—, Colosio era un alma grande, tenía una idea perfectamente clara de lo que debe hacerse por la nación desde el Estado.

Cuando teníamos acuerdo con él, había que asegurarse de tener a la mano las carpetas con toda la información detallada de la Sedesol.

Colosio revisaba cada mensaje con mucho cuidado. Siempre preguntaba ¿por qué?, y hacía anotaciones, subrayaba con su pluma sepia y ponía signos de exclamación en todas las tarjetas verdes que le pasábamos.

Nada de lo que hacía era gratuito ni obra de la casualidad.

Hay pocas veces en la vida que uno tiene la suerte, o la fortuna, de toparse con un verdadero líder; pero cuando sucede, no cabe duda de que pueden inspirarnos a dar lo mejor de nosotros mismos.

Colosio era así; pensaba, actuaba y comunicaba distinto a los demás políticos que yo había conocido, y por eso nos inspiraba.

Todos los políticos comunican lo que hacen; algunos dicen cómo lo hacen; pero muy pocos comunican bien por qué lo hacen.

Colosio, en cambio, siempre explicaba por qué hacía las cosas. Se acercaba a la gente y literalmente la cautivaba, porque “conectaba” con cada persona y hacía que creyeras en lo que él creía.

Era muy inteligente y tenía una gran capacidad analítica, pero su liderazgo en realidad era esencialmente emotivo, ya que lo que decía le salía del corazón, y por eso era que la gente lo seguía con fervor.

La diferencia de Colosio era que actuaba con una gran convicción; tenía no sólo un propósito bien definido en cada cosa que hacía, sino también una causa, que, claro está, era siempre la causa de la gente, el avance de México.

A 21 años de la tragedia en que perdimos un alma grande, es indispensable reflexionar sobre la política en México, sobre los políticos, y sobre nuestro futuro como sociedad, como nación.

En estos momentos en que —lo sabemos bien—, tanto en nuestro país como en el mundo entero el arte y el ejercicio de la política sufren duros embates desde muy diversos frentes, honrar la memoria de Luis Donaldo Colosio es dignificar esta tarea fundamental e indispensable.

Con Luis Donaldo aprendí mucho.

Aprendí que cuando eres un político genuino defiendes lo que crees; lo haces de frente, y motivas a otros para luchar juntos por el bienestar de nuestra comunidad y por el desarrollo de nuestro país.

Colosio me hizo —nos hizo— confiar en el poder transformador de la política.
En esta tarea, la combinación de prudencia y valentía para tomar decisones es muy difícil de lograr, pero resulta indispensable. Y una de las principales cualidades de Colosio, es que lograba ese equilibrio.

Cuando platicábamos, Colosio me decía: ¿Qué puedes controlar en política?
Lo que depende exclusivamente de ti es tu visión, tu voluntad, tu determinación, tu responsabilidad, tu pasión y —también— tu sentido del humor.

Lo que no puedes controlar son las fuerzas que se desatan a tu alrededor cuando decides promover el cambio.

En esos momentos, me comentaba Colosio, es cuando la fuerza de tus convicciones se vuelve el único faro para guiar tus pasos.

Estimadas amigas y amigos:

Max Weber dijo que sólo aquéllos que viven no de la política, sino para la política pueden entenderla como un llamado; como una auténtica vocación.

La vida entera de Luis Donaldo Colosio fue, sin lugar a dudas, una firme respuesta a ese llamado y a su indudable vocación de servicio.

Colosio fue un político que, sobre todo, siempre buscó lo mejor para la sociedad mexicana, y en ese proceso construyó una visión para el futuro de un México próspero, justo, seguro, pleno de grandeza.

Al honrar su memoria y el legado ejemplar que nos dejó, hoy los invito a que refrendemos nuestro compromiso con la justicia social y con las mejores causas que están en la esencia de la política; para seguir trabajando por el México que Luis Donaldo quería para sus hijos, por el México que juntos vamos a construir para nuestros hijos.

Muchas gracias.

Wednesday, January 28, 2015

Education Reform in Mexico 2015




As the OECD recognized in its latest Education Policy Outlook, Mexico’s educational performance has evidently improved in recent years. Nevertheless, when the current Mexican Government, headed by President Enrique Peña Nieto, first took office in December 2012, it was clear that our country faced many challenges in this and other key areas to promote greater economic growth and improve social welfare.
But, first, a consensus had to be reached among the main political forces in order to move forward decisively, and rapidly. Fortunately, the Mexican Government and the three largest political parties represented in Congress were able to agree on a shared agenda that became known as the “Pact for Mexico”.
The Pact was an essential element in our ability at the Mexican Congress —of which, I must say, before my current appointment as Education Undersecretary I was part, as a Federal Representative from my native state of Nuevo León— to discuss, negotiate, agree upon, and finally pass eleven transformative reforms, in areas ranging from law enforcement to economic competition, telecommunications, energy, and —of course—, education.
As you can see, the National Education System faced several challenges that needed to be efficiently addressed, in order to achieve better educational results and fully develop student skills.
Although in recent years Mexico conducted a systematic expansion of educational services, reaching almost universal enrolment in primary and lower secondary education, as well as significant advances in pre-school and upper secondary education, this effort proved insufficient in terms of quality and equitable access to education.
In 2012, Mexican 15-year-old students scored 413 points, on average, on the PISA mathematics assessment, an increase of 28 points since PISA 2003 and among the biggest improvement for OECD countries. However, the available evidence shows that the educational outcomes are still far from satisfactory.
The difference between the averages obtained in PISA by Mexican students and the OECD average represent a distance of almost two years of schooling. In terms of equity, significant differences also persist between regions in Mexico, considering that in areas with higher poverty levels and large indigenous population, schooling access is still limited.
The education reforms undertaken in previous years unfortunately didn’t have the desired positive impact. Diagnoses consistently showed that, to break with inertia, it was necessary to modify inadequate teachers’ union practices, professionalize teachers, incorporate transparent evaluation mechanisms, develop better tools for managing schools and the education system as a whole, and provide suitable teaching and learning conditions through timely school maintenance.
All of these factors ultimately “triggered” the need to promote a substantial education reform, that aims at laying a solid foundation, with all the necessary elements, to seriously improve the quality and strengthen the equity of the entire National Education System.



The education reform that was passed in Mexico, began with a Constitutional amendment that also required legislative initiatives regarding three major secondary laws: the amendment of the General Law of Education, the enactment of the Law for the National Institute for Educational Evaluation, and the approval of the General Professional Teaching Service Law.
The key of the reform was to incorporate, as a constitutional right, quality education for all. This introduced two key requirements for the Mexican State: quality —evidently—, and also equity.
Above all, the reform established that the school should be at the very center of the educational system, and that the work of all the authorities should focus on strengthening their autonomy and ability to perform the task of forming well-prepared citizens.
To ensure quality, it was decided that it was necessary to review the whole educational model, including its plans, programs and methods.
The reform underscores the central work of the teachers. Thus, one of its main aspects is addressing the need to improve teaching professionalization.
This will be achieved through the creation of the Professional Teaching Service, which includes competitive examinations for admission, transparent processes for promotion and retention, as well as training mechanisms for continuous professional development.
To strengthen our assessment capacities, the National Evaluation System was created and the National Institute of Educational Evaluation was granted full autonomy, while setting distinct responsibilities for all authorities involved in the periodic evaluation of students, teachers, and the entire educational system.
Regarding management, the System for Education Information and Management (SIGED) was created, to include all available information of the education sector in a single platform, to support schools and authorities in their administrative tasks and educational planning.


Now, in relation to the actual implementation of our education reform, a key component to ensure the quality of education is that all plans, programs, educational methods and materials should be fully articulated.
As I mentioned, the reform also established that the authorities should conduct a thorough review of the whole educational model. This review included an extensive national consultation, through 18 forums and the online reception of proposals and analysis on relevant issues for improving basic education, upper secondary education, and teachers’ colleges.
In 2015 the new educational model will incorporate the pedagogical and organizational elements that were proposed by society and revised by specialists. In this sense, it will be a guide to support the work of authorities, managers, teachers, parents, and society in general.
The reform also focused on strategies to foster greater equity and inclusion in the National Education System. In fulfillment of its compensatory role, the federal educational authority operates an extensive and diversified program of scholarships to help address inequality-related challenges. Thus, currently 7.6 million Mexican students across primary, secondary and tertiary education are benefitted with a scholarship.
A specific goal of the Mexican government is to achieve an 80% enrolment rate in upper secondary, and a 40% enrolment rate in tertiary education.
In order to achieve greater inclusion in education and extend enrolment to population sectors that face difficult conditions to study because of issues like living in remote locations, the open and distance education system is being expanded and strengthened, integrating several public institutions and supporting existing ones, thus offering a flexible option that aims at lowering dropout rates, particularly in upper secondary and tertiary education.
Also, new projects are being implemented to include a growing number of people with disabilities across all educational levels, particularly by investing in infrastructure and special equipment.
At the same time, intercultural education and bilingual education is being strengthened for Mexican populations who speak native languages, based on programs that take into consideration Mexico’s multicultural reality.
Finally, schools with greater lag have been precisely identified, in order to focus on their proper attention, and provide them with specific maintenance through the various programs that the federal government is implementing for this purpose.



The reform centers on teachers as a key component in the educational process, and therefore in improving the overall quality of education. This is why a key aspect of the reform was to establish the Professional Teaching Service, in order to provide clear rules and benchmarks for this career.
The National Coordination of Professional Teaching Service is the authority responsible for implementing the Competitive Examinations for Entry to the Teaching Service, including assessments for promotion and recognition, as well as the necessary requirements for retention.
All of this is being implemented in accordance with fair mechanisms, based on clearly defined standards and transparent evaluation parameters, to objectively demonstrate the suitability of each teacher.
First entrance examinations were conducted on July of 2014, giving way to a transparent allocation of posts strictly based on merit.
In basic education, 11,773 full-time posts and 56,828 by-the-hour posts were contested and assigned, with a total of 130,168 participants.
In upper secondary education, 2,612 full-time teacher posts, 75,496 by-the-hour posts, and 445 school director positions were contested, with the a total of 41,916 participants.
The reform instructed that educational authorities should provide free regularization programs and continuous training of teachers, and create new opportunities for the professional development of teachers, principals and supervisors — an effort that is being implemented in coordination with local authorities.
The reform also led to the creation of the National System of Educational Evaluation, which will be coordinated by the National Institute of Educational Evaluation (INEE, because of its acronym in Spanish).
This Institute was granted full autonomy, and the reform defined the respective responsibilities of both federal and local education authorities, as all have to work in a coordinated way to articulate the assessments of students, teachers, and the whole educational system.
Currently, the mechanisms and assessment tools are being revised in order to adequately address the issue of accountability, and provide timely information that can improve the teaching and learning processes, as well as the professionalization of teachers and of decision-making.





In accordance with one of the main goals of the reform, that is, strengthening the autonomy and efficient management of educational centers, in March of 2014 the Guidelines for formulating School Management Programs were published.
These guidelines aim at facilitating all actions included in three federal programs —the Education Reform Program, the Full-time Schools Program, and the Quality Schools Program— that benefit 85 thousand schools, representing 42.5% of the total in the basic education system.
Through these programs, the concept of autonomous schools in terms of decision-making for the improvement of the educational service is being promoted and implemented.
Technical School Councils were also included in all primary and lower secondary schools. These councils are a collegiate body that, in joint responsibility with the educational authorities, monitor and ensure the fulfillment of education goals.
With the same purpose, the local education authorities are being encouraged to implement the Technical Assistance Service to School (SATE), so that schools systematically receive institutional and professional support to strengthen their work.
Simultaneously, the Safe School Program is being implemented, with a new focus on improving learning environments by ensuring safe and peaceful conditions at schools and their surrounding areas, while also preventing bullying-related issues.
The reform also mandates that full-time schools will be gradually established throughout the basic education system. The Full Time Schools Program not only considers extending classes; it also aims at making sure that those extended hours are productively used to improve school management and teaching practices.
Since the beginning of the current administration, Full Time Schools have grown from close to six thousand, to 23 thousand in the present academic year of 2014-2015.
In the upper secondary education level, a major initiative against dropout is being implemented. It includes an early warning system, mentoring programs, mechanisms that facilitate the transit between modalities and educational services, risk prevention, preventive communication with parents, and induction programs.
The reform mandated a National Census of Schools, Teachers and Students of the Pre-Primary, Primary, Lower Secondary and Special Education System (CEMABE), a first-of-its-kind effort in Mexico, which was completed in 2013.
The information derived from this census allowed to quickly identify schools with deficiencies in physical infrastructure and needs of additional teachers.
Actions aimed at reducing the lag in the physical conditions of the schools are already being taken, either through the direct allocation of financial resources to the schools included in the Educational Reform Program, or by works through the Dignified School Program. For these purposes, both programs have received additional resources in the current annual budget.
Also, in order to improve learning conditions, the Mexican government launched the Inclusion and Digital Literacy Program, which included delivering free electronic tablets to students in the fifth grade of public elementary schools for their personal and family use.
By providing these technological resources to children, new forms of learning and instruction are strengthened and, at the same time, it helps to lower the digital gap within the students’ families and their communities.
As of the beginning of the 2014-2015 academic year, over 700 thousand tablets have been delivered in six Mexican states.
Finally, the Constitutional reform included parents as a fundamental part of the National Educational System, and considered their active involvement through the Councils of Social Participation, which operate at the federal, state and school levels.
The new legal framework allows them to know, among other things, the qualifications and professional trajectory of the teaching staff, the criteria and the results of the evaluations, and the budget allocated to the school, while facilitating their partnering with school authorities to focus on solving specific problems.


As I said before, the reform mandated the creation of a System for Education Information and Management (SIGED). Its operation through a single, easy-to-use platform, will allow authorities, and the public in general, to access information that will facilitate the planning, management and evaluation of the whole national educational system.
The SIGED was launched in November of last year. It includes existing education information data, and incorporated the results of the National Census of Schools, Teachers and Students of the Pre-Primary, Primary, Lower Secondary and Special Education System.
Also, the database of the SIGED will record all the information related to teaching posts, including the Payroll Contributions Education Fund and Operational Expenses (FONE), which was created to better manage the teacher payment system.
In accordance with the mandate of the reform that establishes the centralization of teachers’ payment, last year the federal government worked with all the 31 state education authorities in the country to update the payroll information.
This ongoing process will help provide more transparency to the federal education expenditures, it will facilitate communication between the educational authorities at the federal and state levels, and —equally important— it will also foster greater accountability.
As you all know, any structural reform —and certainly a far-reaching education reform like the one I have just described— is by definition a long a complex process, involving successive implementation stages with constant challenges that need to effectively addressed.
In our case, the reforms to the legal framework were the first step to begin the transformation of our entire education system, and entailed building a social and political consensus around innovative proposals.
Now, we are fully dedicated to its implementation, and even though we still face significant challenges, I want to reassure you of our unwavering commitment to provide quality and equitable education for the Mexican people.

Wednesday, October 08, 2014

Topando con pared: debemos ser realistas




Javier Treviño Cantú*

A la memoria de Mario Ojeda y de Robert Pastor

El nuevo reporte sobre América del Norte del Consejo de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos (CFR, por sus siglas en inglés, “North America: Time for a New Focus”, goo.gl/A82fGx) llega en un momento decisivo para nuestra región.

La multiplicación de crisis geopolíticas —en Europa con la anexión rusa de Crimea, en Hong Kong, en Medio Oriente con el desafío del “Estado Islámico” e incluso en América Latina con la compleja situación en Centroamérica— le da un peso aún mayor a las palabras del presidente del CFR, Richard Haass. “Este reporte”, dice en la introducción, “tiene el propósito de recordarle a los estadounidenses que las relaciones más importantes de nuestro país (los EUA) siguen siendo las más cercanas a casa”. Es decir, con Canadá y con México.

El documento retoma el “espíritu” que llevó al mismo CFR a proponer hace ya casi una década “La construcción de una comunidad de América del Norte” (goo.gl/h8Bgmy). Desafortunadamente, como también señala Haass, “esta visión aún sigue siendo una meta distante”. No obstante, hoy existen nuevos factores que permiten ser cautelosamente optimistas. La “revolución” energética en Norteamérica, y a la que México ahora podrá sumarse gracias a la reforma transformativa que aprobamos en el Congreso, o la creciente competitividad manufacturera de la región (goo.gl/0PWZON), nuevamente permiten imaginar las enormes ventajas de una Norteamérica integrada.

Si bien en ese sentido el nuevo análisis del CFR es muy positivo, en el contexto del grave desorden mundial imperante, es necesario ser realistas. Como señala Henry Kissinger en su más reciente libro (World Order, goo.gl/U1yZxL), ante la posibilidad de que la situación global empeore catastróficamente es imperativo adoptar una postura más acorde con la realidad. Así, debemos ver con ojos críticos la bien intencionada propuesta del CFR sobre América del Norte para tomar decisiones en México que correspondan con nuestro interés nacional. Porque, hay que reconocerlo, seguir insistiendo en la posibilidad de alcanzar una Norteamérica plenamente integrada más allá de lo comercial, es cada vez menos realista.

De entrada, el nuevo reporte del CFR parte de que “el marco para guiar (el proceso de integración) debe ser tilateral donde sea posible y bilateral cuando sea necesario”, con lo que implícitamente reconoce la inviabilidad última del proyecto.

En cuanto a los lazos regionales energéticos, la reforma que logramos concretar en México y que el informe del CFR reconoce como un avance clave, sin duda permitirá que nuestro país aumente su participación en un mercado norteamericano donde los Estados Unidos y Canadá ya han alcanzado una gran integración. No obstante, plantear un mayor acercamiento energético regional puede resultar contraproducente en términos políticos. No sólo por la resistencia de ciertos sectores en México a la reforma, sino también por la oposición de importantes grupos de interés en los Estados Unidos a proyectos como el oleoducto Keystone XL (goo.gl/CKuPt7).

Igualmente, en materia de competitividad, proponer la “actualización” del TLCAN con base en el Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPP), así como incluir a México y Canadá en las negociaciones entre los Estados Unidos y la Unión Europea para establecer la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión, tampoco parecería un camino muy promisorio. Los avances del TPP parecen haber llegado a un “punto muerto” por la falta de acuerdos entre Estados Unidos y Japón, y si bien Canadá y la Unión Europea ya presentaron su acuerdo de libre comercio (goo.gl/lF9vO7), la controversia respecto a la resolución de controversias en materia de inversiones aún hace incierto que pueda llegar a ser ratificado y ensombrece el panorama para la negociación entre los Estados Unidos y la misma Unión Europea (goo.gl/rVIsmK).

En cambio, volviendo a nuestra realidad, habría una “ventana de oportunidad” más amplia para avanzar en lo que se refiere al desarrollo de infraestructura y procesos para elevar la eficiencia del traslado de bienes y productos agropecuarios a nivel regional. Los programas de certificación antes de que los embarques lleguen a las fronteras respectivas han tenido avances discretos pero significativos (goo.gl/V0dulZ), y el impulso que el gobierno del Presidente Peña Nieto se ha propuesto dar a la obra carretera y ferroviaria abre perspectivas favorables en este terreno.

Respecto al planteamiento del reporte sobre la necesidad de encarar amenazas comunes a la seguridad en forma conjunta, la reciente crisis por los migrantes menores de edad que estuvieron llegando desde Centroamérica a la frontera de México con los Estados Unidos, mostró con claridad la forma en la que nuestros vecinos del norte siguen partiendo de una “compartamentalización” en su interlocución con distintos actores.

El llamado que hace el reporte del CFR a que tanto los Estados Unidos como Canadá apoyen a México en su lucha para fortalecer el Estado de Derecho por supuesto debe ser bienvenido, y es un hecho que en el ámbito de la seguridad regional ha habido avances innegables. Incluyendo, por ejemplo, la participación por parte de las Fuerzas Armadas de nuestro país en el marco de colaboración que proveen el Comando Sur y el Comando Norte de los Estados Unidos (goo.gl/SnRPvX). Aún así, existe la percepción de que el grado sin precedente de cooperación bilateral entre México y los Estados Unidos que se llegó a alcanzar en el gobierno de Felipe Calderón se ha “recalibrado”, sin que se aprecie intención alguna de renovar la Iniciativa Mérida (goo.gl/55B4Jb).

Finalmente, las consideraciones del análisis del CFR para fortalecer el sentido de “comunidad” norteamericana son poco factibles y, a la vez, muy prometedoras. Por un lado, es poco probable que, como sugiere, se apruebe en los Estados Unidos una reforma migratoria “integral”, que entre otras cosas permita ordenar un mercado laboral norteamericano. Por el otro, sin embargo, acierta al acentuar la importancia de profundizar los esfuerzos de cooperación educativa, un tema en el que las administraciones de los presidentes Peña Nieto y Obama han coincidido (goo.gl/G597bK).

Desafortunadamente, en suma, el reporte carece de un elemento fundamental para impulsar una integración en verdad eficaz: la propuesta de crear un nuevo mecanismo institucional de consulta, coordinación y cooperación efectivamente trilateral.

Es un hecho que el destino de México está inexorablemente ligado al avance de América del Norte en su conjunto. Pero ya es momento de hacer a un lado escenarios utópicos de integración regional, para concentrarnos en acciones pragmáticas que respondan a nuestro propio interés nacional y en una diversificación estratégica de nuestras relaciones con otras potencias mundiales. El énfasis puesto por el Presidente Peña Nieto en el fortalecimiento de la relación bilateral con China apunta en ese sentido, y su próxima visita de Estado al gigante asiático deberá servir para consolidar esa reorientación.


*Javier Treviño Cantú es Diputado Federal por Nuevo León y ha sido Subsecretario de Relaciones Exteriores y Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda.