Tuesday, July 15, 2014

Mi respuesta a las críticas

Hoy leí algunas críticas que se hicieron sobre mis planteamientos en torno al futuro de Nuevo León ( https://www.youtube.com/watch?v=A7bmF5JYLyc&list=UUewEGsy6j_Sn5QGZo8e9ohg )


Me llama la atención lo que dicen Fernando Elizondo, José Mario Garza, Eduardo Bailey. 

Creo que no vieron el video. Porque eso es precisamente parte de a lo que me refiero en el mensaje:

La discusión está centrada en frivolidades, señalamientos y pleitos, y tenemos que elevar el nivel del debate.

El tema no soy yo, el tema no es si lo dije o no, o porqué lo dije; el tema es que hay cosas en Nuevo León que hay que atender y resolver.

La discusión debe ser, como lo planteo en mi mensaje:

Uno, ¿En qué queremos convertir a Nuevo León? Esa es la pregunta importante. Tenemos que construir una visión clara y compartida de qué queremos que sea Nuevo León.

Y dos, definir y concretar una Agenda Común por Nuevo León para poder construir esa visión.

Ahora, ¿por qué lo dije? Porque me preocupa que hay cosas muy importantes, como esas, que deberíamos estar discutiendo y resolviendo,  pero nadie habla de ellas porque se distraen en señalamientos y cosas que no tienen importancia.

Friday, July 04, 2014

Javier Treviño Cantú - Diputado Federal por Nuevo León



Javier Treviño cuenta con una amplia experiencia profesional en el Gobierno Federal, en el Gobierno de Nuevo León, en la política nacional, en el sector privado mexicano y en organizaciones con actividades internacionales. 
    
        Javier Treviño Cantú es Licenciado en Relaciones Internacionales por El Colegio de México (1985) y  Maestro en Políticas Públicas por la John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard (1987)

En el Gobierno Federal, Javier Treviño se desempeñó como Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (enero 1998 – enero 2000); Subsecretario de Cooperación Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores (diciembre 1994 – enero 1998); Asesor del Secretario de Desarrollo Social Luis Donaldo Colosio (febrero – noviembre 1993); y Ministro de Información en la Embajada de México en los Estados Unidos (febrero 1989 – febrero 1993).

Javier Treviño fue Secretario General de Gobierno de Nuevo León  (octubre 2009 – febrero 2012) y Coordinador General del Equipo de Transición del Gobernador Electo de Nuevo León (agosto-septiembre 2009). Como Secretario General de Gobierno coordinó al gabinete e implementó políticas públicas en torno a temas complejos prioritarios para Nuevo León, incluyendo la estrategia integral de seguridad.

En el sector privado, Treviño tuvo una exitosa experiencia como Vicepresidente Senior de Comunicación y Asuntos Corporativos de CEMEX (marzo 2001 – septiembre 2009)

En la política nacional, la carrera de Javier Treviño ha sido también muy completa. Es Diputado Federal por Nuevo León (2012-2015). En la Cámara de Diputados, Javier Treviño se ha concentrado en los temas relacionados con la Reforma Energética desde su posición como Secretario de la  Comisión de Energía y Secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público. Adicionalmente, el Diputado Treviño participa como Secretario de la Comisión de Tecnologías de la Información y la Comunicación e integrante de la Comisión de Asuntos Migratorios. Dentro del Grupo Parlamentario del PRI, Javier Treviño es Vice-Coordinador para Asuntos Internacionales y representa a la Cámara de Diputados como miembro del Parlamento Latinoamericano y de la Unión Interparlamentaria así como Presidente del Grupo de Amistad México-Canadá y Vicepresidente del Grupo de Amistad México-Estados Unidos. 

También fue Coordinador en Nuevo León de la Campaña del Candidato a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto (2012); Miembro del Consejo Político Nacional del PRI (2011-2012); Subsecretario de Asuntos Internacionales del CEN del PRI y Asesor para Asuntos Internacionales del Candidato a la Presidencia de la República Francisco Labastida (2000); Miembro del Consejo Político Nacional del PRI y Coordinador de la Comisión de Política Económica de Estado (1998-1999); Asesor para Asuntos Internacionales del Candidato a la Presidencia de la República Ernesto Zedillo (1994); Consejero del Candidato a la Presidencia de la República Luis Donaldo Colosio (1993-1994); y Enlace con la prensa extranjera durante la campaña del Candidato a la Presidencia de la República Carlos Salinas de Gortari (1987-1988). 

Javier Treviño ha sido Vicepresidente del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI); Cónsul Honorario de la República de Corea en Nuevo León; Miembro de las juntas directivas del Institute of theAmericas, MexicoInstitute del Woodrow Wilson Center, Trust fortheAmericas de la OEA, North America Center de Arizona StateUniversity, y del Patronato de El Colegio de México. También ha sido Profesor de la Escuela de Graduados en Administración Pública del Tecnológico de Monterrey;  Profesor de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León; y Editorialista de los periódico El Norte/Reforma y Milenio; Comentarista de Televisa Monterrey; Analista Internacional del programa Hoy por Hoy de W Radio y Colaborador frecuente en adnpolitico.com, sdpnoticias.com y animalpolitico.com 

Javier Treviño Cantú nació el 11 de diciembre de 1960, está casado con Sandra Ruiz Leal y tienen 3 hijos, Sandra (27), Javier (24) y Andrés (19).

Thursday, June 26, 2014

Cinco virtudes de la reforma energética - por Javier Treviño

http://www.milenio.com/tribunamilenio/me_va_a_servir_de_algo_la_reforma_energetica/virtudes_de_la_reforma-Javier_Trevino-reforma_energetica-leyes_secundarias_13_318098188.html

Cinco virtudes de la reforma


Javier Treviño

JAVIER TREVIÑO -
Diputado federal por el PRI.
Con una reforma constitucional histórica y transformadora, los legisladores logramos diseñar un nuevo modelo mexicano de viabilidad energética para el siglo XXI. Ahora, a punto de completar su reglamentación a través de las leyes secundarias para ponerla en práctica, la pregunta que todo mexicano se hace es: ¿Qué hay para mí en esta reforma? La respuesta, sin duda, es que incidirá en forma positiva en la vida cotidiana de los mexicanos en, al menos, cinco aspectos:
Seguridad energética. Sin los cambios que presupone la reforma, México estaba en camino de convertirse en un importador neto de energía, con todas las vulnerabilidades y tensiones que ello implicaría. Ahora, estaremos en condiciones de optimizar el aprovechamiento de nuestros recursos, garantizando un abasto energético confiable, a precios competitivos y en un horizonte de tiempo mucho más amplio, contribuyendo así a un clima de mayor estabilidad social.
Inversión social. Al establecer las condiciones para generar mayores recursos presupuestales destinados al gasto público, se apoyará el desarrollo del país y el bienestar de la población en áreas esenciales como salud y educación pública. La reforma plantea la transformación de Pemex en una empresa productiva del Estado, lo cual incluye una reducción de su carga impositiva para que esté en condiciones de reinvertir parte de sus ganancias. Sin embargo, la reforma también implica que esta reducción tributaria no sólo sea compensada con los impuestos y regalías que pagarán las empresas privadas que participen en el sector, sino que incluso supere su nivel actual para destinar recursos crecientes al presupuesto de egresos de la federación, al ahorro interno de largo plazo y a la inversión estratégica del país.
Empleos.  La reforma energética está orientada a detonar una mucho mayor creación de empleos formales. Por un lado, la inversión privada traerá consigo la generación de miles de nuevos empleos a lo largo de toda la cadena de valor del sector energético, desde las tareas de exploración y explotación de los yacimientos hasta su comercialización y venta directa, pasando por la construcción de infraestructura para la distribución de los distintos productos. Y, por otro lado, esta misma inversión necesariamente tendrá un efecto multiplicador en el resto de la economía mexicana, al generar una creciente demanda de productos y servicios para abastecer a todo el sistema que se vaya construyendo.
Competitividad industrial y aún más empleos. Con la reforma podremos fortalecer la competitividad industrial de México gracias al suministro de recursos energéticos a precios más bajos. Así podremos generar un número potencialmente aún mayor de empleos en otros sectores industriales y de servicios. En los Estados Unidos, por ejemplo, se está registrando un fuerte proceso de reindustrialización, debido en buena parte a la reducción en los costos de los energéticos que ha producido el aumento de su producción de petróleo y gas “shale”. Gracias a la reforma energética, ahora nosotros estaremos en condiciones de elevar nuestra propia competitividad económica para atraer inversiones productivas.
Talento. La reforma energética está directamente vinculada a la economía del conocimiento. Con ella vamos a ampliar el panorama educativo para miles de jóvenes estudiantes mexicanos, quienes ahora tendrán un mayor incentivo para enfocar sus estudios en áreas relacionadas con la industria energética. Uno de los grandes retos que nos plantea la reforma es desarrollar el talento necesario para promover el avance del sector, y varias universidades del país ya están reformulando sus planes de estudio para establecer programas académicos relacionados con la energía, desde las distintas ramas de la ingeniería hasta las carreras relacionadas con sistemas y tecnologías de la información.
En suma, la reforma energética nos plantea una enorme cantidad de oportunidades para impulsar un mayor crecimiento económico que, con seguridad, se deberá traducir en mejores condiciones de vida y nuevas oportunidades de bienestar para la gran mayoría de los mexicanos.

Twitter: @javier_trevino

Another energy revolution is stirring in Mexico - by Javier Treviño


http://tribtalk.org/2014/06/15/another-energy-revolution-is-stirring-in-mexico/

Another energy revolution is stirring in Mexico

By , June 15, 2014

As Mexico prepares to unveil laws that will draw the roadmap for the country’s most ambitious energy overhaul in decades, Texas and the United States should prepare for an energy future that embraces their neighbor to the south.

An energy revolution is already underway in North America. The meteoric rise in production in Texas’ shale oil fields has helped boost U.S. output by 60 percent in the past six years. Resources seem abundant right now. But we can secure a better energy future for North America — and move us closer to energy independence — now that the Mexican oil and gas industry is on the cusp of revival.

It’s no secret there are substantial reserves in our country, including in the northeastern parts that share a border with Texas. Research shows that Mexico has 545 trillion cubic feet of recoverable shale gas resources, the sixth-largest reserve in the world, and vast deep-water oil fields in the Gulf of Mexico.

While production in the U.S. has spiked in the last decade, output in Mexico has steadily dropped, from 3.5 million barrels per day in 2004 to 2.5 million in 2012. Mexico was on track to become a net energy importer in a matter of years.

But in December, we approved a historic and transformational reform to Mexico’s Constitution that will open our country’s energy sector to private foreign and domestic investment for the first time since 1938. The reform will allow Pemex, Mexico’s national oil company, to compete with major international players. 

Under the reform, which was proposed by President Enrique Peña Nieto, Mexico could produce nearly 4 million barrels of oil and 10,400 million cubic feet of natural gas every day by 2025.

Texas and Mexico each benefit when the other is more prosperous. Ties between our countries have been strengthening, but increased cooperation will be key to ensuring that we both benefit from the reform. To that end, I’ve invited delegations of public officials, such as Railroad Commissioner David Porter, to visit with Mexico’s energy leaders. In recent trips to Texas, I’ve seen firsthand the strong interest among business leaders in investing in Mexico. The state also has offered a good model for how to foster cooperation between communities, industry and government to accommodate fast-growing oil plays, like the Eagle Ford Shale in South Texas.

Together we can also foster a stronger talent pool. Several Mexican colleges are launching new academic programs, tweaking their syllabi and creating internship opportunities to prepare students for the changing energy market. Texas has a number of prestigious universities that would be ideal partners in this effort, too.

We realize there may be hesitation about entering a market like ours for the first time. Some have asked: Is it worth it?

The short answer is yes. As Mexico works to implement the reform in the coming weeks, we will be firmly committed to establishing a strong legal framework that will provide certainty and transparency to all investors interested in entering the Mexican market. We examined the best practices in the world and carefully gauged their impact. We are setting clear rules for contracts and strengthening the power of regulators, as well as giving them much-needed independence.

To attract investment within the industry, our model also provides flexibility in allowing companies to team up to share risks and benefits in production, profits, services and contracts.

Some investors worry about drug violence in the regions where shale oil and gas lie. But Mexico has made significant progress in combating organized crime, and we’ve launched new public safety initiatives near the Texas border.

Twenty years ago, the United States, Mexico and Canada together signed the North American Free Trade Agreement. While it was first met with skepticism, the unprecedented treaty has increased trade fourfold over the past two decades, and Texas has reaped the benefits.

We look forward to partnering with our neighbors and allies to bring about similar benefits in the energy industry. Tapping into this new potential will encourage energy independence in North America and allow our communities to thrive. 

Wednesday, June 25, 2014

Javier Treviño - Diputado Federal por Nuevo León

      

Javier Treviño cuenta con una amplia experiencia profesional en el Gobierno Federal, en el Gobierno de Nuevo León, en la política nacional, en el sector privado mexicano y en organizaciones con actividades internacionales. 
    
        Javier Treviño Cantú es Licenciado en Relaciones Internacionales por El Colegio de México (1985) y  Maestro en Políticas Públicas por la John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard (1987)

En el Gobierno Federal, Javier Treviño se desempeñó como Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (enero 1998 – enero 2000); Subsecretario de Cooperación Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores (diciembre 1994 – enero 1998); Asesor del Secretario de Desarrollo Social Luis Donaldo Colosio (febrero – noviembre 1993); y Ministro de Información en la Embajada de México en los Estados Unidos (febrero 1989 – febrero 1993).

Javier Treviño fue Secretario General de Gobierno de Nuevo León  (octubre 2009 – febrero 2012) y Coordinador General del Equipo de Transición del Gobernador Electo de Nuevo León (agosto-septiembre 2009). Como Secretario General de Gobierno coordinó al gabinete e implementó políticas públicas en torno a temas complejos prioritarios para Nuevo León, incluyendo la estrategia integral de seguridad.

En el sector privado, Treviño tuvo una exitosa experiencia como Vicepresidente Senior de Comunicación y Asuntos Corporativos de CEMEX (marzo 2001 – septiembre 2009)

En la política nacional, la carrera de Javier Treviño ha sido también muy completa. Es Diputado Federal por Nuevo León (2012-2015). En la Cámara de Diputados, Javier Treviño se ha concentrado en los temas relacionados con la Reforma Energética desde su posición como Secretario de la  Comisión de Energía y Secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público. Adicionalmente, el Diputado Treviño participa como Secretario de la Comisión de Tecnologías de la Información y la Comunicación e integrante de la Comisión de Asuntos Migratorios. Dentro del Grupo Parlamentario del PRI, Javier Treviño es Vice-Coordinador para Asuntos Internacionales y representa a la Cámara de Diputados como miembro del Parlamento Latinoamericano y de la Unión Interparlamentaria así como Presidente del Grupo de Amistad México-Canadá y Vicepresidente del Grupo de Amistad México-Estados Unidos. 

También fue Coordinador en Nuevo León de la Campaña del Candidato a la Presidencia de la República Enrique Peña Nieto (2012); Miembro del Consejo Político Nacional del PRI (2011-2012); Subsecretario de Asuntos Internacionales del CEN del PRI y Asesor para Asuntos Internacionales del Candidato a la Presidencia de la República Francisco Labastida (2000); Miembro del Consejo Político Nacional del PRI y Coordinador de la Comisión de Política Económica de Estado (1998-1999); Asesor para Asuntos Internacionales del Candidato a la Presidencia de la República Ernesto Zedillo (1994); Consejero del Candidato a la Presidencia de la República Luis Donaldo Colosio (1993-1994); y Enlace con la prensa extranjera durante la campaña del Candidato a la Presidencia de la República Carlos Salinas de Gortari (1987-1988). 

Javier Treviño ha sido Vicepresidente del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI); Cónsul Honorario de la República de Corea en Nuevo León; Miembro de las juntas directivas del Institute of theAmericas, MexicoInstitute del Woodrow Wilson Center, Trust fortheAmericas de la OEA, North America Center de Arizona StateUniversity, y del Patronato de El Colegio de México. También ha sido Profesor de la Escuela de Graduados en Administración Pública del Tecnológico de Monterrey;  Profesor de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León; y Editorialista de los periódico El Norte/Reforma y Milenio; Comentarista de Televisa Monterrey; Analista Internacional del programa Hoy por Hoy de W Radio y Colaborador frecuente en adnpolitico.com, sdpnoticias.com y animalpolitico.com 


Javier Treviño Cantú nació el 11 de diciembre de 1960, está casado con Sandra Ruiz Leal y tienen 3 hijos, Sandra (27), Javier (24) y Andrés (19).