Wednesday, February 27, 2008

Islas de seguridad

Javier Treviño Cantú
El Norte
27 de febrero de 2008

Como lo muestra la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos, o la propuesta para levantar una reja que separe a los municipios de San Nicolás y Guadalupe en Nuevo León, muchos gobiernos siguen limitándose a tratar de contener los retos que estamos experimentando en la era de la globalización con simples respuestas técnicas y tecnológicas, en lugar de buscarles soluciones políticas de fondo.

Muchas de las paradojas que vivimos hoy se deben al desfase entre la economía y la política. Mientras que la primera en efecto se ha globalizado, la segunda sigue teniendo un carácter predominantemente nacional. Tip O'Neill, un antiguo líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ya fallecido, decía que toda la política es local, y ése es uno de los problemas que está impidiendo encontrar respuestas eficaces a muchos problemas estructurales.

Después de la caída del Muro de Berlín, el Consenso de Washington recetó una mínima interferencia de los gobiernos en la actividad económica. Eso significó un adelgazamiento que dejó a muchos de ellos en condiciones anémicas. En el caso de México, después de la ola privatizadora y del TLC, la crisis por el "error de diciembre" a finales de 1994 redujo aun más la capacidad de los gobiernos a nivel federal, estatal y municipal para hacer frente a retos como el de la inseguridad.

Con la llegada de la alternancia política en el 2000, revivió la esperanza de que nuestros diversos aparatos gubernamentales se fortalecerían. No fue así. Sin recursos presupuestales adicionales y, sobre todo, sin proyectos para mejorar las capacidades de las administraciones públicas, los problemas se multiplicaron. Como toda la política es local, el espacio donde los retos se conjuntan, y magnifican, es en los municipios.

Ahora, ante una reforma electoral que no incluyó ampliar los plazos de gobierno municipal o la reelección de sus titulares para impulsar políticas públicas de largo plazo, la racionalidad que impone una democracia electoral ha resultado en la búsqueda de soluciones simples, baratas e instantáneas.

En lugar de diseñar programas multisectoriales y multianuales con la participación de los tres órdenes de gobierno, empresas privadas, universidades, organizaciones sociales y la comunidad para hacer frente a una problemática real, resulta mucho más "sencillo" cercar colonias enteras, poner casetas de vigilancia en los puentes peatonales como las que existían en el "Checkpoint Charlie" entre Berlín del este y del oeste, y separar con una reja dos municipios vecinos.

La iniciativa sigue el mismo modelo de lo que ocurre en la frontera norte. Ante la amenaza de un enemigo invisible tras los ataques terroristas del 11de septiembre de 2001, y frente al crecimiento explosivo de la población inmigrante indocumentada, la administración Bush decidió fortalecer las capacidades del Estado para garantizar la seguridad de su país.

En lugar de reconocer la naturaleza estructural del fenómeno como base para realizar una reforma integral a su propio sistema migratorio y establecer un acuerdo multilateral que incluyera a México y otros países, la opción más "sencilla" fue reforzar el control sobre su frontera sur construyendo bardas físicas y una valla virtual.

El viernes pasado, el Secretario Michael Chertoff anunció que el Departamento de Seguridad Territorial se hará cargo del "Proyecto 28". Se trata del muro electrónico desarrollado por la compañía Boeing en un área cercana a Tucson, Arizona, con una extensión equivalente a 45 kilómetros. Según algunos reportes periodísticos, el gobierno estadounidense le habría pagado a Boeing alrededor de 80 millones de dólares por el sistema, pero ante las fallas que sigue presentando, es muy probable que el experimento tecnológico no sea ampliado a otras partes de la frontera.

Lo que sí seguirá avanzando es la construcción de las bardas. Chertoff declaró que le daba "un gran gusto" anunciar que ya tienen más de 480 kilómetros de muros y topes para frenar el paso de personas y vehículos. Igualmente, dio a conocer que para finales de este año esperan completar mil 65 kilómetros de vallas y que la Patrulla Fronteriza contará con 18 mil agentes, el doble que al inicio de la administración Bush.

Sin duda, en la etapa de la globalización los problemas son cada vez más complejos. Y esa creciente complejidad genera muchos desequilibrios; pero, mientras en algunas economías emergentes éstos son considerados como una oportunidad, en países avanzados como Estados Unidos son vistos como un peligro.

La percepción de riesgo está llevando a un replanteamiento de la forma en la que los gobiernos deben actuar, y la tendencia parece apuntar hacia un movimiento pendular que refuerce las capacidades tecnológicas y regulatorias del Estado para contener fenómenos como la inseguridad o la migración indocumentada.

Hay quienes todavía creen -en Washington o en San Nicolás- que pueden construir islas de seguridad. El problema es que, sin soluciones políticas sólidas a nivel local, nacional y multilateral, los retos que sólo se contienen generan mayores presiones. Y, cuando finalmente estallen en toda su dimensión, no habrá barda ni tecnología que pueda impedir una catástrofe.

5 comments:

Anonymous said...

El alcalde de San Nicolás es un cretino, ambicioso, que sólo quiere promoverse. Zeferino no vive en una isla de seguridad, sino en la isla de la fantasía.

Anonymous said...

¿Y dónde quedó la "idea" de Norteamérica? Todo indica que Estados Unidos no quiere tener nada que ver con sus vecinos.

Tere T said...

Hola. Soy alumna de 8vo semestre en el Tec de Monterrey. Me voy a Asia el próximo verano representando a una empresa mexicana de Tequila, para tratar de fomentar la exportación. Visitaremos China, Corea, Taiwan y Japón. ¿Algún consejo?

Javier Trevino said...

Hola Tere. Creo que sería muy bueno que te pongas en contacto con las Embajadas de México en China, Corea y Japón y con la representación de Bancomext o Pro-México en Taiwan. Puedes encontrar las direcciones en la página de la Secretaría de Relaciones Exteriores http://www.sre.gob.mx/representaciones/representaciones.html

Salvador Barragán H said...

Me mostraron una publicidad del ExpoManagement, salta a la vista que figuran speakers de la talla de Stephen Covey, Ernesto Zedillo, Michael Porter y Javier Treviño Cantú. (11 y 12 de junio, 2008). Muchas felicidades. http://www.salvadorbarragan.blogspot.com